La energía de la papalisa
Sábado
 20 de Septiembre de 2014
Plato Fuerte
Jueves,  15 de Marzo, 2012
La energía de la papalisa
Aporte. El tubérculo de zonas andinas es un buen es cicatrizante.
Acerca del autor:
Roxana-Ibanez-Machado
Roxana Ibañez Machado
La-energia-de-la-papalisa

Colores llamativos como los verdes, blancos, amarillos y rojizos  caracterizan  al olluco o papalisa, un tubérculo andino que en los ultimos días cobro notoriedad mundial cuando el canciller boliviano, David Choquehuanca, dijo ante la OEA que era similar al Viagra, aunque luego aclaró que solo se trataba de una broma. Sin embargo más allá de esto, ¿usted sabe cuáles son sus verdaderos beneficios?

Los tubérculos como la papalisa fueron domesticados en los Andes desde hace miles de años y son parte desde entonces de los patrones alimenticios de los pobladores del occidente. Se cultiva en la altitud y es parte de su cultura y expresiones sociales.

Pura energía. Según explica  Cecilia Soliz Torrico, nutricionista de Nestlé Bolivia, la papalisa es un alimento de la familia de los tubérculos que aporta al organismo hidratos de carbono en forma de almidón y azúcar, "su aporte calórico proviene principalmente de los mismos por tanto su función es dar energía al cuerpo, 360 calorías en 100 gramos", añade.

Pobre en grasas y cicatrizante. En otros nutrientes, este tubérculo es pobre en grasas. "Son fuente de 6 de los 8 aminoácidos esenciales en la dieta humana.  Aporta  generalmente un alto contenido de  vitamina C,  y, en pequeñas cantidades vitamina A, calcio,  hierro, , vitaminas del complejo B", aclara Soliz.

Por otro lado la experta sostiene que entre sus propiedades medicinales se destaca la cicatrizante, su uso constante puede disminuir la visibilidad de lesiones en la piel ocasionadas por el acné.

Ingrediente culinario.  La nutricionista destaca su consumo en el país en sopas y, en un plato típico llamado sajta que es un guiso de carne o charque secada al sol y ají picante. "Otro preparado no muy común es como ensalada cocida revuelta con huevo y maní", dice. Los tubérculos de papalisa se consumen bajo diversas formas, una vez hervidos, se incorporan a ensaladas frías, tortillas o soufflés.

1 Al elegir. Busque los tubérculos que mantengan cierta dureza y que al apretarlos no tengan ninguna descomposición, puede guardarlos por más de dos semanas o ponerlos al sol. 

2 Consumo. En algunas zonas se cuecen con habas tiernas y papas y se acompaña con queso. También hay el "chuño de papalisa" que es el tubérculo deshidratado por congelamiento y posteriormente asoleado.

Ají de papalisa
Ingredientes

Para 5 personas

• 1 libra de papalisas bien lavadas
•200 gramos de carne de res (cadera) picada
•6 papas medianas, peladas
•3 dientes de ajo
•1/2 cucharilla de comino
•2 cebollas, bien lavadas
•1 morrón pequeño, sin pepas
•3 cucharas de ají colorado molido bien cocido o 1 sobrecito de colorante
•3 cucharas de aceite
•1 cubito de carne
•Hierbabuena y sal a gusto


 Preparación

Hacer cocer las papalisas en agua sin sal, durante 1 hora. Sacar el agua cuando estén blanditas, quitar los "ojos". En un bol aplastarlas con un ten­edor o pellizcar con los dedos. En una sartén con aceite caliente freír la carne picada, las cebollas y el morrón bien picaditos, los ajos molidos, comino, hierbabuena picada. Añadir el ají ya cocido o el colorante, freír 15 a 20 minutos.

En una olla echar el anterior preparado, añadir el cubito de carne disuelto en una taza de agua hirviendo, las papas cortadas en trocitos, finalmente la papaliza, la sal a gusto. Hervir hasta que la papa esté cocida. Servir en los platos o fuentes las papalisas con su jugo y acompañar con el arroz.

 

El Sol de Santa Cruz ©2009-2010 Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 ”El Remanso” - Telf. Piloto: 3434040  
Fax Comercial y Publicidad. 3434781 - Fax Redacción 3434041 - email: elsol@edadsa.com.bo  |  Acerca de El Sol  |  El Dia